viernes, 27 de abril de 2018

El sonido de su risa


Aquel sonido, aquella risa… De pronto mi mundo perdió todo su equilibrio. 
Aquella música me atravesó como un puñal de acero, haciendo que oscilara a causa de su impacto. Era tal la colisión provocada, que no deseaba nada más que volver a sentirla, volver a percibir las notas que conformaban el sonido de su risa. Porque cada vez sonreía, su sonrisa provocaba la mía, como si fuera el reflejo de un espejo.
Toda ella me fascinaba: su voz, sus gestos, sus elegantes y ágiles movimientos. Era como el aire que respiraba, si me alejaba de ella podría morir en el intento de alejarme de lo que me mantenía vivo, cuerdo. Pero por más que intentara alejarme, había un sentir que se negaba a irse. Un solo segundo a su lado bastaría para soportar mi eternidad.
También tuve la bendición de poder contemplarla desde diversos ángulos posibles. Bajo la luz del sol, bajo el brillo de la luna. Y me di cuenta, al observarla, de que aquellos profundos ojos pardos tomaban una preciosa tonalidad amarilla cuando se encontraban bajo cierto ángulo mientras la luz del sol bañaba su rostro. De que se tocaba el pelo cuando se encontraba nerviosa o agitada. Y también me di cuenta de que, aquel hoyito que pasaba casi desapercibido en su barbilla, se acentuaba cada vez que sonreía.
«Dios mío… ¡Es tan bella!», pensaba cada vez que mis ojos se perdían entre aquella angelical belleza. Y entonces sentía de nuevo aquel miedo ante lo que estaba sintiendo. Nunca me había ocurrido eso, semejantes sensaciones manifestándose en mi interior como un torbellino que hacía vibrar cada rincón de mí y del cual me encontraba preso. Tambaleaba mi ser, desequilibrando mi mundo interno.
Decidí zambullirme en cada uno de los sentimientos que me causaba. Solo conocía un breve fulgor que escapaba por las rendijas de las puertas, donde escondía cada uno de mis secretos sentimientos. Abrí la puerta y, con miedo, me sumergí en ellos. Y lo que vi, me asustó por completo. Estar cerca de ella es como un cielo en mitad de las ruinas de mi propio infierno. Como agua en un desierto, como pan que anhela el hambriento, como la luna, tan visible y tan lejana, perdida en la infinidad del cielo.

Para explicarme mejor podría decir que hay momentos en la vida que lo cambian todo. Instantes capaces de hacer que en un solo segundo tu destino cambie radicalmente de rumbo haciendo que en tu brújula, el sur se convierta en norte. Ese instante nació ante mí, apareció ante mis ojos porque ella fue su detonante. Antes de su llegada, yo era como una veleta reposada en un lugar fijo, eterno. No había norte ni sur, pues no existía un solo sendero, pero llegó ella, y, de pronto, apareció un camino que cambió mi mundo y su sentido por completo.
Las agujas del reloj parecían avanzar de nuevo, al igual que los latidos en mi pecho.
Y entonces supe que tenía dos opciones: luchar con el objetivo de ganar, o huir y hacerlo para siempre.
Y en ese momento decidí huir. Pero no de allí, sino de mí misma, de mis sentimientos. Huir de mí para encontrarme, encerrar mis sentimientos bajo llave y esconderla en el más oscuro e inaccesible lugar donde jamás pudiera acceder nadie.


15 comentarios:

  1. Tienes unos escritos o relatos preciosos, cuando pienso que ya no puedes sorprenderme me sorprendes una vez más.
    Como hay autores que en una novela pasan sin pena ni gloria, y tú en tan poco espacio puedes llegar a hacer sentir tanto.
    Enhorabuena.
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ali! Un comentario precioso el tuyo. Debo decirte que estos escritos, no todos, aunque sí la mayoría, son pequeños fragmentos de uno de mis libros auto publicados😊ya que es muy difícil hacerse un hueco en ese mundo. Pero lo estoy intentando y varias editoriales están valorando un manuscrito diferente de misterio y novela negra. Gracias mil por tus palabras que me animan tanto.
      Un abrazo, nos leemos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Me quedo con el ultimo párrafo, creo que es un sentimiento que todos hemos sentido alguna vez. Y es triste pero a la vez necesario.
    Gracias por traernos estos escritos :).
    Un besito.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Creo que alguna vez es bueno huir si es para encontrarse a sí mismo o, para aclarar ideas, pensamientos, sentimientos... Y volver con un aire fresco, una vez descubierto lo que tenemos dentro.
      Gracias a ti, por leerlos!
      Un besito nos leemos! 😘

      Eliminar
  3. Hola

    Como siempre que escribes me has dejado sin palabras.
    Me encanta esta forma tuya de expresar los sentimientos.

    Nos vamos leyendo.
    ¿Mi tesoro? Libros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras Mar, es un placer leerte, porque vuestros comentarios animan a cualquiera. Espero ir mejorando con el tiempo 😊

      Un abrazo y por supuesto, nos leemos!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchísimas gracias, me alegra mucho saber que te ha gustado 😊
      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. ¡Hola, Cristina!
    Siempre le voy a agradecer a Dios la oportunidad que nos da de usar libremente las palabras para poner en físico todo lo subjetivo que tenemos en el alma, me gusto mucho tu relato, gracias por compartirlo.

    P.D. ¡Gracias por seguirme y ya lo hago yo de vuelta! Espero que quieras continuar pasándote por mi Blog.

    ¡Nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sofia! Opino lo mismo que tu, no me podría imaginar no poder usar las palabras que llevamos dentro, que nos dan forma, en forma de palabras. También es un buen modo de desahogarnos soltando lo que habita en nosotros😊
      Muchas gracias pot tu comentario y por supuesto que sí, seguiremos leyéndonos!

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Holaaa!
    Soy nueva por aquí y primero quiero comentrte que tienes un blog muy bonitoooo:)
    Que buen párrafo. Cuenta un relato muy bonito y me parece que tu talento para escribir es muy auténtico. Gracias por compartirlo aquí.
    ¡Saludooos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa! Millones de gracias por tus bonitas palabras, de verdad. Un placer tenerte por aquí y espero que todo lo que leas pueda ser de tu agrado 😊yo también te leeré, por descontado.
      Seguiré compartiendo mis pensamientos con vosotros siempre que pueda.

      Un abrazo grande!

      Eliminar
  7. Hola.
    Me encanta como tus escritos remueven conciencias, es maravilloso, me encanta venir a tu blog a leerte.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Me encanta leer eso porque me motiva,me da la adrenalina suficiente para seguir escribiendo. Muchas veces pienso que no merece la pena, pero luego, me doy cuenta de que me equivoco, de que tengo que intentarlo al menos 😊y espero que todo lo que leas siga siendo de tu agrado.

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  8. Que bonito es entrar en tu blog y saber que lo que voy a leer me va a encantar. Sigue así bonita❤️
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar

¡Hola! Antes que nada: ¡GRACIAS! Porque si has llegado hasta aquí significa que formas parte de mi mundo mágico, sí, ese mundo que vive en mi mente y que, cada noche, espera a que mi imaginación despierte y mi pluma le de alas, para volar hacia ti en forma de palabras. También significa que has leído esta entrada.
El blog se alimenta de tus comentarios, pero también mi motivación, ¿lo sabías? Leerte supone una inyección de motivación y de adrenalina que me impulsan a seguir, que me motivan a hacerlo.
Así que... ¡No temas! Tu opinión SIEMPRE será bien recibida.

¡Nos leemos!