viernes, 19 de enero de 2018

El sonido del silencio.

¿Alguna vez has percibido el sonido del silencio? 
El silencio es algo que carece de sonido, te responderás. Pero déjame contarte cuán equivocado estás.
¿Nunca has sentido palpitar sus casi imperceptibles notas, ondeando eléctrica y suavemente alrededor de tu cuerpo, como cuál presencia invisible pero a la vez sutilmente palpable? 
¿Nunca lo has sentido aletear como un inquieto pájaro que acecha sobre tus oídos? Porque desde mi punto de vista, existen muchos tipos de silencios. Algunos pueden ser difíciles de discernir pero puedes apreciarlos si prestas la atención adecuada.
Es como cuando coges una concha de mar e intentas alejarte de cualquier molesto sonido que pueda perturbar tu percepción, de forma que estás prestando atención hacia el sonido del objeto. Cierras los ojos dejando en blanco tu mente, la acercas a tu oído y escuchas atentamente, esperando recibir alguna sutil nota. Su sonido es tan silencioso que casi pasa por imaginario, por algo que muchos creen que es ficticio, ilusorio. Y aunque muchas veces te hayas preguntado si es posible recibir esa resonancia a través de una vacía cáscara, su sonido está ahí, existe. Solo tienes que sentirlo, solo tienes que prestar la atención adecuada.
He conocido el incómodo silencio que se encuentra en unos labios sellados que no susurran una sola palabra ni dejan entrever ningún cálido suspiro.
He batallado junto al silencio que se encuentra en una noche vacía y solitaria donde la luna pasa por inexistente y las estrellas, a lo lejos, se estremecen brillantes y silenciosamente, debatiéndose en la inmensidad del universo.
He tropezado con un silencio simple, aquel que sientes cuando todo sonido dormita en otros mundos paralelos.
Como ves, he conocido muchos tipos de silencios, se hicieron eco en mi interior y se fusionaron componiendo una canción que se instaló en mi corazón, y aquella música de la que anteriormente no escuchaba su letra porque no prestaba la atención adecuada, recorrió los más recónditos rincones de mi interior impregnándome de su esencia, desgranando sus notas lenta y suavemente en aquella oscuridad inusual, salpicándome cálidamente con sus misterios, embriagándome con ellos. Ya sabes que la voz del silencioso mundo existe, que aletea como un pájaro invisible cerca de ti, y para sumergirte en su canción, solo tienes que prestar la atención adecuada.

Y así, cerrando los ojos y prestando atención a todo aquello que me rodeaba, comprendí que no sólo era mi magia; era el fuego en mi invierno, el baile de primavera, era la lluvia cayendo, los rayos del sol en la sonrisa de su cara. 
No sólo adoro su sonido. Amo la música de su silencio.

13 comentarios:

  1. Hola preciosa!
    Que bonito escribes, yo también amo el silencio, me encanta cerrar los ojos e intentar escuchar todo lo que se mueve a mi alrededor y dejar la imaginación volar.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Violeta :) el silencio, aunque no lo parezca, suele ser un buen compañero en muchas ocasiones. Sobre todo si sabemos apreciar su existencia.

      ¡Un besito!

      Eliminar
  2. ¡Hola guapa!
    Nunca me cansaré de decirte que escribes muy bien :). Me encanta lo que transmites con tus palabras.
    ¡Nunca dejes de escribir! Por cierto, yo disfruto mucho del silencio.
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo nunca me cansaré de darte las gracias :) Ojalá pueda seguir transmitiendo algo con los textos que vaya publicando. Ese es mi verdadero objetivo: transmitir lo que yo siento.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  3. Que bonito. Me encantó!!

    A veces el silencio está infravalorado, cuantas veces he visto encender la televisión sin siquiera verla para omitir el silencio. Me encantó tu texto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! A veces está infravalorado o temido incluso, pero a veces es bueno disfrutar de él, sumergirse un poco en el silencio....
      Gracias por tus palabras.

      ¡Un abrazo grande!

      Eliminar
  4. Me encanto, personalmente disfruto mucho del silencio.
    Besos
    nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Me alegra infinito leer eso; yo también suelo disfrutar de él siempre que puedo.

      ¡Un besito!

      Eliminar
  5. Qué profundo y qué razón! Deberíamos disfrutar más del silencio❤

    Un besazo, me encanta como escribes:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutar del silencio hace que valoremos más cada sonido :)
      Gracias por tus palabras, de verdad.

      ¡Un abrazo y nos seguimos leyendo!

      Eliminar
  6. ¡Hoooola!
    Pero qué bonito escribes. Sin duda hay muchos tipos de silencios y mi favorito es aquel silencio cómplice que dice tantas cosas sin necesidad de pronunciar nada.

    ¡Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Sherezade! Ese silencio es uno de los mejores que conozco, saber lo que alguien piensa sin necesidad de articular palabra.

      ¡Un abrazo grande, nos leemos!

      Eliminar
  7. Hola.
    Me siento un poco identificada con este escrito porque soy una persona que de vez en cuando le gusta estar sumida en el silencio simple y poder tener un poco de reflexión conmigo.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar

¡Hola! Antes que nada: ¡GRACIAS! Porque si has llegado hasta aquí significa que formas parte de mi mundo mágico, sí, ese mundo que vive en mi mente y que, cada noche, espera a que mi imaginación despierte y mi pluma le de alas, para volar hacia ti en forma de palabras. También significa que has leído esta entrada.
El blog se alimenta de tus comentarios, pero también mi motivación, ¿lo sabías? Leerte supone una inyección de motivación y de adrenalina que me impulsan a seguir, que me motivan a hacerlo.
Así que... ¡No temas! Tu opinión SIEMPRE será bien recibida.

¡Nos leemos!